El registro de franquiciadores 

La legislación vigente especifica que todos los franquiciadores tienen la obligación de estar inscritos en el registro de franquiciadores.

Este registro se hace al órgano competente de cada comunidad autónoma donde la marca franquiciadora tiene su domicilio y contiene la siguiente información:

  1. Datos referentes al franquiciador: nombre o razón social, domicilio, datos de inscripción en el Registro Mercantil.
  2. Denominación de los derechos de propiedad industrial o intelectual objeto de la franquicia.
  3. Descripción del objeto de negocio de la franquicia y una memoria explicativa de la actividad; que indique el número de franquiciados de la cadena, el número de establecimientos que la integran, el municipio y la provincia en la que se encuentran ubicados todos los establecimientos de la cadena.
  4. En el caso en que el franquiciador sea un master franquiciado, éste deberá acompañar a la documentación del franquiciador que acredite los siguientes datos propios: nombre, razón social, domicilio, forma jurídica, duración del acuerdo de master franquicia.

Para mantener la información actualizada la normativa establece que las empresas inscritas en el registro de franquiciadores deben comunicar cualquier modificación en el plazo máximo de tres meses.

Además, con carácter anual, y durante el mes de enero de cada año, los franquiciadores deben comunicar al órgano competente de su comunidad autónoma los cierres y aperturas de establecimientos, propios y franquiciados, producidos en el año anterior.

También te puede interesar:

El manual de franquicia