¿DÓNDE ESTÁN LAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO?

En los tiempos que corren, todos nos preguntamos dónde están las oportunidades de negocio.

En primer lugar, existir, existen y no se trata de una cuestión de suerte o alineamiento de los planetas. Se trata de “algo” presente en nuestro entorno, en nuestra vida diaria. Algunas personas tienen una especial habilidad para detectarlas, como los emprendedores.

20170523 imagen2

Las oportunidades están en todo aquello que es mejorable. Cada vez que escuchas una queja, o que tú mismo la formulas, pregúntate si serías capaz de encontrar una solución mejor a aquello que te está provocando la queja. ¿Crees que sí?, ¿lo puedes mejorar? ¡Bravo!

El segundo paso consiste en hacer un estudio de viabilidad. De este modo, podremos saber:

-          si la solución que se te ocurre es técnicamente viable,

-          si existe un mercado suficientemente amplio a quien ofrecerla,

-          si contamos con argumentos suficientes para lograr que un cierto número de clientes pague por ella y nos prefiera frente a otras alternativas (competencia),

-          si podemos tener viabilidad financiera y rentabilidad.

Parece complicado, pero resulta muy clarificador realizar un análisis que trata de verificar si estamos ante una solución capaz de satisfacer las necesidades de un segmento de mercado y, por tanto, podemos pensar en crear un negocio a partir de ella.

Con tu negocio ya en marcha, debidamente probado, habiendo realizado los ajustes necesarios y transcurrido cierto tiempo, llegará el momento de crecer. Y uno de los sistemas de expansión preferidos y en pleno auge es la franquicia.

En este punto, hay que tener muy en cuenta que franquiciar significa compartir. Por un lado, tú como franquiciador, compartes tu marca y experiencia con empresarios y, por el otro, los franquiciados comparten sus recursos y competencias contigo. Asimismo, compartís una misma visión: que vuestra marca se posicione en el lugar y con los atributos que ambos deseáis. El éxito de vuestra franquicia dependerá del buen entendimiento y generosidad de ambos.

El proceso descrito anteriormente es el que siguen muchos empresarios para dar con buenas soluciones, poner en marcha un negocio y crecer. Las oportunidades están en nuestro día a día, por lo que necesitamos estar muy atentos, ser creativos, apasionarnos e idear soluciones que seduzca a nuestros clientes.

Y ahora piensa: ¿hay algo que podrías mejorar?