Opción de Compra

La opción de compra de una franquicia es una posibilidad que, en determinadas ocasiones, se ofrece a los franquiciados.

Consiste en comprar un derecho preferente de adquisición de la franquicia en una zona concreta del territorio. Esta situación puede darse, sobre todo, en aquellos lugares donde todavía no opera ningún franquiciado. En caso de que se consumara la opción de compra, el franquiciado podría disfrutar de todos los privilegios en esa zona; incluso por delante de la misma central.

De este modo, mediante la opción de compra, se asegura que durante un período determinado de tiempo la franquiciadora no concederá la franquicia a nadie más en una demarcación territorial concreta ni, tampoco, abrirá un establecimiento propio.

Además, es habitual que, si el titular de una opción acaba adquiriendo la franquicia y firma el correspondiente contrato de franquicia, el dinero pagado por la opción de compra se acaben descontando del canon de entrada.

La opción de compra es, pues, una especie de paga y señal que da un derecho preferente de adquisición de una franquicia en un lugar concreto.

Consulta otros tipos de contraprestaciones económicas que el franquiciado debe pagar a la franquiciadora:

Canon de entrada

Royalty

Otros cánones