Cómo seleccionar una franquicia 

1.Piensa

Primero piensa qué conocimientos y habilidades tienes o, sencillamente, piensa en qué crees que trabajarías más a gusto. A partir de aquí, identifica qué sector se adapta más a ti y escoge unas cuantas franquicias que se ajusten a tu elección.

2.Pregunta

Analiza todo. Es importante que te sientas plenamente cómodo con el concepto negocio y con la marca. Si tuvieras dudas, puedes llamar directamente a la marca y resolverlos todos.

También puedes:

  • Leer documentación sobre franquicias
  • Visitar ferias de franquicias
  • Solicitar dosieres de franquicia de diferentes marcas.

3.Valora 

  • La experiencia adquirida

Analiza la experiencia adquirida por la central franquiciadora. A priori, hay una relación directa entre el bagaje adquirido con la antigüedad de la marca, el número de establecimientos propios y la cantidad de franquiciados.

 

  • La inversión inicial

Dada la obligatoriedad que tienen las marcas de facilitar información pre-contractual, el franquiciador debe facilitar una relación detallada de la inversión necesaria para abrir su franquicia.

 

  • Los beneficios estimados

En la información pre-contractual es muy probable que el franquiciador te facilite una estimación de la cuenta de explotación basado en su experiencia.

 

  • La financiación

Habrá que saber qué necesidades de financiación tendrás, tanto al inicio como durante la explotación del negocio.

 

  1. Decide

Antes de decidirte definitivamente recomendamos:

  • Visitar la sede central del franquiciador e, incluso, poder hablar un rato con los directivos y el propietario de la marca.
  • Pasear por otros establecimientos de la cadena y observar su funcionamiento.
  • Estudiar el contrato de franquicia a fondo, con los derechos y obligaciones de todas las partes.

 

Si bien las posibilidades de éxito de un negocio franquiciado aumentan, no por ello es una fórmula exenta de riesgo. 

También te puede interesar:  

Cánones y royalties